Starbucks se abre camino en Panamá y Centroamérica

La reciente apertura del primer establecimiento de Starbucks en Panamá hace algunas semanas ha permitido a la compañía ampliar su cuadro de acción. Se trata del país número quince de esta región geográfica en el que la compañía de cafés abre sus puertas.

El establecimiento de Starbucks en Panamá se sitúa en un pequeño centro comercial, inversión de un grupo salvadoreño llamado Premium Restaurants of America (PRA).

Esta entidad adquirió ya 19 sucursales para Centroamérica, donde 8 se instalaron en el Salvador y el resto en Guatemala y Costa Rica. La penetración de Starbucks en Centroamérica se debe en gran parte a la inversión de este gran grupo comercial, que también trabaja con franquicias de Pizza Hut y KFC.

Según el director de management de Starbucks en Centroamérica, se espera que abran 20 nuevos establecimientos en Panamá en los próximos 5 años.

Panamá es un país con una gran cultura de consumo del café, hecho que también se ha reflejado en la decoración del primer local de Starbucks, en el que se han colocado representaciones gráficas de la planta de café Geisha e imágenes del Panamá más nostálgico.

Autoanálisis: cómo elegir la franquicia más adecuada

Crear una franquicia es un asunto muy serio; algunos empresarios escuchan que algunos sectores están funcionando muy bien y deciden emprender en ese espacio.

El problema es que no siempre hacen el autoanálisis necesario antes de emprender esa franquicia, y no siempre toman la decisión de comparar esa franquicia con otras del sector, que quizás podrían ofrecerle mayores ventajas.

Independientemente de las condiciones de la franquicia, la rentabilidad esperada, la inversión, la oportunidad, etc., un aspecto básico que hay que tener en cuenta es algo que muchas veces se pone en el lado de “debilidades” y no en el de “fortalezas” en nuestro análisis DAFO.

Se trata de la experiencia y conocimientos técnicos sobre el sector. Si bien una franquicia nos va a proporcionar formación y apoyo, hay que tener claro que cuanto menos conozcamos el sector la curva de aprendizaje va a ser más alta.

Eso va a provocar que el inicio no sea tan fácil como parece, ya que no todo es cuestión de dinero, sino de prestar una buena atención al cliente. Si creas una franquicia de ferretería, ¿tienes la experiencia suficiente para aconsejar y prestar ayuda a personas que conocen mejor que tú las herramientas que necesitan?

La falta de conocimientos sobre un tema provoca desconfianza en el cliente, ya que él espera acudir a una buena marca, especializada en lo suyo, mientras se encuentra a una persona que no posee los conocimientos necesarios para vender ese tipo de productos.

Por tanto, el autoanálisis será una de los aspectos que debes tener en cuenta: ¿qué es lo que mejor se te da? ¿En qué sector te mueves mejor? Si no conoces bien las necesidades de tus clientes, aunque sea una franquicia, piensa quizás en contratar a una persona y dedicarte sólo a la administración y dirección del negocio, o busca un sector adecuado a tus intereses y conocimientos.

Ventajas e inconvenientes de ser franquiciador

La franquicia es un modelo de negocio que se encuentra en expansión en Panamá desde hace más de cinco años gracias a las ventajas que ofrece ante otros sistemas empresariales.

Sin embargo, como todo método conlleva una serie de ventajas e inconvenientes que deberá asumir el franquiciador a la hora de franquiciar.

Ventajas

•   Gastos de personal y control más acotados.

•   Establecimiento de un  sistema de economías de escala en todos los niveles de la estructura.

•  Rapidez en la apertura de nuevos mercados, con un acelerado desarrollo de la actividad empresarial.

•   Reducción de los riesgos económicos financieros.

•  Obtención de ideas, propuestas y conocimientos sin coste, a través de los franquiciados, lo cual da pie a la creación de sinergias.

•  Eliminación de las barreras, económicas y de personal, asociadas tradicionalmente a los procesos de crecimiento y desarrollo empresarial.

•  Mayor difusión de la imagen de marca, aumentando su nivel de notoriedad y estableciendo una presencia sólida.

Inconvenientes

•   Complejidad comunicativa entre la central y los franquiciados.

•  Menores beneficios por unidad, aunque en conjunto aumenta cuanto mayor sea el volumen de venta.

•   Dificultades a la hora de ejercer el control local de cada unidad de negocio franquiciada.

•   Contratiempos en la transmisión y cumplimiento del saber hacer, debido a que requiere una alta implicación por ambas partes, franquiciador y franquiciado.

Es importante tomar en cuenta todos estos factores al tomar una decisión de expansión, ya que es indispensable tener el mayor conocimiento y consciencia de lo que obtendremos gracias a este modelo empresarial y de esta manera, analizar si se encuentra en consonancia con la estrategia de crecimiento del negocio.

Suscribirse a este canal RSS