B-Kover inicia su expansión internacional a través de franquicias

La franquicia española b-Kover es una marca de complementos de moda especializada en fundas de portátiles, tablets, móviles o mochilas. Se trata de un producto moderno y divertido en el que muchos inversores internacionales tienen gran interés.

Por ello, la compañía, además de su expansión en el territorio nacional, inicia su apuesta en los mercados internacionales. En este caso a través de acuerdos con Panamá.

La expansión en Panamá se hace con el objetivo de introducir los productos b-Kover en los almacenes y tiendas principales del territorio panameño.

Se hará a través de un socio estratégico que se encuentra en el país, el cual pretende establecer el primer local franquiciado en los almacenes de Arocha  

La franquicia estadounidense Così llega a Panamá

La franquicia estadounidense Cosí, originaria de Boston, llega a Panamá de la mano de Fast Casual Panamá para la apertura de cinco establecimientos en el país.

Così es una franquicia de restauración estadounidense especializada en sándwiches, ensaladas, sopas, pizzas y acompañamientos saludables.

En la actualidad, la franquicia Così tiene como objetivo la expansión en Centroamérica a medio plazo siendo el país panameño al primero al que llegarán.

Così cuenta con 102 establecimientos repartidos en Estados Unidos, Costa Rica y Arabia Saudí. 

Panamá como eje de expansión de las franquicias

Panamá es uno de los países de Centroamérica que más atractivo resulta para la creación de franquicias. Hay varios elementos que confirman esta afirmación.

Básicamente, hay tres motivos principales. Uno de ellos son las ventajas fiscales que ofrece su legislación. Otra, por supuesto, la excelente ubicación geográfica, que la sitúa a medio camino entre América del Norte y Sudamérica. Por otro lado, su moneda es el dólar y su sector bancario es sólido, lo que facilita el acceso al préstamo.

Esto permite que Panamá se vea con buenos ojos como puerta de entrada, tanto al mercado norteamericano como al sudamericano.

En Panamá operan alrededor de 200 cadenas de franquicias diferentes, además de las 15 empresas locales que operan bajo este modelo de negocio. Se trata de un mercado con escasa competencia interior si se compara con grandes economías, lo que permite tanto al empresario local como al emprendedor extranjero buscar nichos de negocio que no se están explotando.

No obstante, Panamá se encuentra en la tercera posición en el ranking de países con mayor número de franquicias de la región. Este número podría crecer enormemente en los próximos años.

Los dos sectores principales donde operan las franquicias son la gastronomía y la moda. Recientemente, franquicias Freshii, una compañía canadiense de comida saludable, optó por abrir operacioens en Canadá.

Otras franquicias internacionales también han entrado en el mercado panameño, como es el caso de la italiana Camicissima, especializada en la venta de camisas de lujo para hombre. También la compañía peruana Brujas de Cachiche, del sector de la restauración, ha celebrado su primer aniversario tras iniciar operaciones en Panamá.

Franquicias de la talla de KFC, McDonald's, Dairy Queen y Carl's Jr. también están presentes en Panamá y tienen planes de expansión. 

Se inaugura nueva franquicia Crowne Panama Airport

La industria hotelera sigue apostando fuerte en Panamá. Bern Hotels & Resorts ha inaugurado un nuevo hotel en régimen de franquicia, llamado Crowne Plaza Panama Airport, situado a tan sólo un minuto del Aeropuerto Internacional de Tocumen, en la Global Business Terminal.

Se trata de un hotel de 4 estrellas, que cuenta con 144 habitaciones, piscina y restaurante. Está integrado en el complejo de Global Business Terminal, que también cuenta con una amplia variedad de oficinas, sala de exposiciones, sala de conferencias y parking para más de 700 vehículos.

Además, el Crowne Plaza Panamá Airport será el primer hotel verde de Panamá Este, ya que dispone de 50 paneles solares, planta de tratamiento de aguas residuales, limpieza por ozono del hotel y centro de reciclaje y control de residuos.

Este gran hotel está respaldado por InterContinental Hotels Groups y es administrado por Bern Hotels & Resorts. Esta franquicia se encarga de operar con los hoteles InterContinental Miramar Panamá, Holiday Inn en El Canal de Panamá, The Westin Panamá, The Westin Playa Bonita y la operadora turística Gamboa Tours, entre otras compañías.

Lo necesario para crear una franquicia

Crear una franquicia quiere decir reproducir un modelo de negocio con un éxito previamente probado, con una marca reconocida y que cuenta con una serie de procedimientos propios, los cuales son susceptibles de transmisión a terceros.

Al franquiciar, se crea un acuerdo de carácter contractual, el cual establece que una parte cederá el uso de una marca y los conocimientos necesarios para la reproducción del negocio, de manera que le sea más fácil obtener el éxito.

 A su vez, el franquiciado se encuentra obligado a respetar unas normas establecidas en cuanto al tratamiento y reproducción de la insignia y al pago de unas determinadas cuotas, todo ello establecido en el contrato.

Para que un negocio sea susceptible de franquiciar debe contar con determinados elementos básicos, entre los que se encuentran los siguientes:

1. Definición y viabilidad de franquiciar

Lo más básico a considerar para establecerse como franquicia es contar con un concepto empresarial completo y probado.

Este concepto se verá respaldado al contar con plataformas definidas, buenos programas de control, una serie de metodologías de selección de personal, punteras aplicaciones informáticas que garanticen el aprovechamiento de los recursos, una estructura departamental que de fe de una correcta comunicación entre todas las partes, un excelente plan de marketing  que vaya en concordancia con la estrategia empresarial, una cierta popularidad de marca, un plan establecido para la formación inicial, concesiones de territorialidad estudiadas y establecidas y la existencia, previa formulación, de un contrato claro, ecuánime y veraz.

Uno de los primeros pasos para alcanzar estos objetivos, será definir la estrategia de expansión empresarial. Esta debe contar con un estudio de aspectos como la competencia con otras marcas, la creación de manuales que permitan sistematizar los conocimientos, el establecimiento una política de aprovisionamiento, un plan de marketing acorde con los objetivos y quizá una restructuración de la imagen de marca, además de establecer una estructura y sistemas capaz de atender al franquiciado y controlar la futura red.

En este estudio se deben incluir además, detalladas previsiones de crecimiento empresarial y sus respectivas valoraciones económicas  correspondientes a la implantación del proyecto como central de franquicia y franquicias piloto. Este último estudio debe contar con un plan económico financiero previsional a tres años.

 2. Presentación del negocio y elaboración de la documentación contractual

Después de haber valorado la franquiciabilidad de nuestro negocio y de haber definido los aspectos clave para la explotación del negocio en franquicia, será necesario documentarse sobre las condiciones legales establecidas a nivel nacional. Para este proceso se deberá contar con:

• La elaboración de un Dossier informativo de Franquicia.

• La redacción del Precontrato de Franquicia.

• La creación de un modelo de Contrato de Franquicia.

 3. Transmisión del Saber Hacer

Un elemento básico establecido en todo acuerdo de franquicia es la entrega al franquiciador del “know how” de la central franquiciadora. Esta transmisión deberá materializarse a través de la entrega de manuales que contengan dicha información, mediante los cuales el franquiciado será capaz de desarrollar su franquicia bajo parámetros uniformes a la marca.

Estos manuales deben ser contener información correspondiente con la actividad exacta a desarrollar por los establecimientos, el cómo hacerlo, el papel de los recursos económicos, técnicos y humanos para la marca, un estudio del entorno y sus cambios, y por último las directrices para controlar y mejorar la calidad y productividad de las franquicias.

Lo más común y adecuado, es que el franquiciador brinde asistencia inicial y continuada a sus franquiciados, con la finalidad de prepararlos para hacerse cargo del negocio, por lo que dicha formación también debe ser prevista al establecerse como central.

 4. Plan de Desarrollo Empresarial

Por último, uno de los puntos más importantes a tener en cuenta, es la planificación previa del crecimiento de los puntos de venta de la red.

Algunos aspectos clave en dicha planificación son aquellos en relación a la:

• Identificación de las zonas de implantación prioritaria.

• Determinación y análisis del perfil ideal del franquiciado.

• Definición del nivel mínimo estimado de población para que la actividad resulte rentable y parametrización de las zonas de exclusividad territorial por unidad.

• Establecimiento de los objetivos anuales de aperturas y la cobertura geográfica y temporal del mercado que se desea obtener.

• Definir de forma clara y detallada la estrategia organizativa de expansión.

• Desarrollar y perfilar todas las acciones de comunicación necesarias para alcanzar los objetivos establecidos.

Establecer un negocio siempre lleva mucho trabajo consigo, al hacerlo en franquicias es fundamental no dejar suelto ningún cabo, por ello recomendamos antes de dar el paso, consultar con expertos en franquicia que nos asesoren en la tarea. 

Las franquicias sin local, están en auge

franquicias-sin-local-franquicias

Por “Franquicias Sin Local” se entiende a todas aquellas franquicias en las que los franquiciados pueden desarrollar su actividad sin necesidad de contar con un establecimiento para la atención o prestación de servicios o venta de productos a sus clientes.

Esta “categoría” de franquicia ha tenido un importante auge en los últimos tiempos debido a la importante demandadel mercado para la creación de negocios con las siguientes notas:

Autoempleo, que permitan al nuevo empresario emplearse, dirigir y gestionar su propio negocio. Baja Inversión, a la hora de establecer un negocio el desembolso más importante suele ser el establecimiento del local donde se desarrollará; la compra, el alquiler, los seguros, suministros, las fianzas, el mobiliario, el mantenimiento y, sin duda, el personal necesario para atenderlo, suponen un importante coste inicial y mensual.

El hecho de poder diseñar un negocio que no necesite de local supone una gran ventaja competitiva y facilita mucha el inicio de la actividad al emprendedor.

En el sector de la franquicia actual es habitual la coexistencia de distintas líneas de modelos de franquicias pudiendo optar el franquiciado por la posibilidad de franquiciar el negocio optando entre el modelo de “con local” o el modelo de “sin local”. A priori todo parecen ventajas al estudiar este modelo de franquicias, sin embargo como todo sistema tiene sus limitaciones y desventajas, entre otras objeciones conviene tener presente las siguientes:

Confianza: la existencia de un local proporciona al cliente una sensación de garantía, de que la empresa “existe”, es tangible y siempre puede acudir personalmente a su sede y tratar cualquier tema o reclamación. Esta objeción se puede superar con el respaldo de la Central Franquiciadora, que cederá su imagen, su valor de marca y sus estructuras administrativas para el contacto con los clientes.

Equipos de trabajo: uno de los activos de todo franquiciado, de toda empresa, es el personal que lo forma. Si bien es cierto que los trabajadores suponen un coste para la empresa, también son su fuerza productiva. Reunir o coordinar un equipo de trabajo sin un establecimiento permanente y habilitado para ello puede limitar este aspecto para la productividad de la empresa.

De igual modo es cierto que siempre se pueden arrendar salas de juntas en centros de negocios y similares que nos permitirán solucionar este punto a un reducido coste.

Suscribirse a este canal RSS