Transforma tu negocio en franquicia

Muchas personas llevan toda la vida en el mismo sector y les gustaría montar su propio negocio. Se empieza desde lo más bajo y poco a poco van escalando puestos, hasta que disponen de suficientes ahorros y se sienten con fuerzas para montar una empresa propia.

Pese a que tienen grandes sueños, a veces el sueño de montar su propia empresa puede fracasar. Y de hecho, dos de cada tres nuevas empresas suelen acabar cerrando.

La cuestión es que, no por el hecho de tener una gran experiencia laboral, se es un buen empresario. El buen empresario ha de gestionar multitud de asuntos, para lo cual necesita habilidades directrices y organizativas.

En muchos casos, el proceso de crear una marca es largo y pesado, muchas veces la idea no está madura del todo para lanzarla al mercado. Ni siempre se ha estudiado bien el mercado.

En tales casos, el pequeño empresario encuentra una mejor opción cuando decide empezar a través de una franquicia.

La franquicia le garantiza que ya tiene una marca que, por sí sola, generará confianza entre los clientes potenciales. Además, al proporcionarle unos procesos determinados para realizar las tareas, tendrá mucha mayor facilidad para encontrar el punto de equilibrio en menor tiempo.

Muchas veces, la labor del emprendedor consiste en explorar un camino desconocido. Si contamos con la ayuda de un guía, que ha ido dejando sus señales para que sepamos por dónde tenemos que ir, es mucho más fácil que lleguemos al mismo destino. Yendo solos, por nuestra cuenta, sin conocer el terreno, pese a nuestro buen ánimo, nos perderemos fácilmente.

La franquicia es una forma de iniciar negocios donde se disminuye el riesgo y se potencian las posibilidades de maximizar la inversión realizada.

Si desea asesoramiento con el fin de emprender en franquicias, puede contactar con Grupoius Abogados y Consultoría de Empresas y Franquicias. Esta red está avalada por su larga experiencia en asesoramiento a empresas y emprendedores y por su integración de profesionales expertos. Gracias a esto, la enseña supone la mayor red de servicios de asesoramiento e información de franquicias en español.

Por qué tener tu franquicia en un centro comercial

Una de las cuestiones que se planteará el emprendedor cuando vaya a montar una franquicia es: ¿dónde pongo el local? ¿en qué zona va a ser más ventajoso para mí y para la compañía?

Aunque la empresa franquiciadora puede tener ya sus preferencias e indicaciones en términos de estrategia, las franquicias poco desarrolladas disponen de un mayor margen para decidir la ubicación de la misma.

En este sentido, si no tenemos acceso a datos estadísticos sobre afluencia en determinadas zonas, podemos basarnos bien en nuestro propio criterio o apostar por espacios donde suele haber una mayor actividad comercial: los centros comerciales.

Alquilar un espacio en un centro comercial puede ser de gran utilidad para tu negocio, pero no todos los centros comerciales son iguales, ni tampoco todas las franquicias deberían situarse en estos.

Un centro comercial puede ser un buen espacio para tiendas de moda, tecnología o gastronomía, pero siempre se puede intentar ser más estratégico.

Por ejemplo, colocar una franquicia de artículos de viaje y maletas en una estación de autobuses, o una franquicia de café en una terraza especial con vistas al mar... Son esos pequeños detalles los que pueden tener una gran influencia en el desarrollo del negocio.

Suscribirse a este canal RSS