El franquiciado

Un franquiciado es aquella persona física o jurídica que a través de determinadas condiciones, obtiene el derecho a comercializar y explotar productos o servicios bajo una determinada metodología, previamente experimentada, con una rentabilidad probada y una marca que se encuentra registrada y que posee un cierto valor de mercado.

A cambio, el franquiciado está obligado al pago de unos determinados cánones o royalties, establecidos claramente en el contrato de franquicia.

Lo ideal para ambas partes es que los franquiciadores dediquen los siete días de la semana a su nueva empresa, y dicha dedicación será asegurada proporcionalmente en la medida en que el negocio corresponda con sus preferencias.

Además de sentir empatía por el negocio, el franquiciado buscará encontrar franquicias que le aporten el producto deseado, liderazgo en el mercado, tecnología y diseño sin investigación, una red de proveedores concreta, precio sin competencia y publicidad bien definida y a bajo coste.

Suscribirse a este canal RSS